Conciertos inclusivos

Conciertos inclusivos

La música es una de los lenguajes más universales. No entiende de lenguas, ni clases o geografías. El Centro de Día Luz Casanova lo sabe. Entre otras cosas, gracias a la visitas trimestrales que realizan los músicos de la agencia Equipo E al Cuadrado, que de la mano de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), traen conciertos acústicos para que el arte sea de todas las personas, también de las más vulnerables. Lo hacen en nuestro Centro y en otros de Madrid. También en las cárceles.

Federico Escribano, involucrado en la iniciativa, cuenta que todo empezó cuando, por casualidad, se toparon con las colas de personas esperando desayunar en un centro de Madrid. Pensaban que esas casi 100 personas que hacían fila estaban allí para algo lúdico. Al descubrir para qué aguardaban no quisieron irse con su música a otra parte. Pidieron permiso y tocaron para ellos. Alguien lo subió a redes y aquello se expandió y el resto de centros de Madrid quiso también que llegasen sus acordes. Enseguida, la SGAE tomó la iniciativa y desde el Colegio Territorial de la entidad, patrocinan el proyecto.

El objetivo es doble: que la cultura llegue a las personas más vulnerables, y dar trabajo a los y las profesionales de la música. Los conciertos jamás son los mismos. Se adaptan al lugar al que van. En algunos funciona más el flamenco, en otros la música étnica, en otros el pop… Aparte, según explica Federico Escribano, sus actuaciones siempre acaban con un micrófono abierto para que la voz y música sea también la de quien escucha. “Se trata de que se lo pasen bien y para eso la música tiene una fuerza brutal”, explica.

“Pretendemos dar visibilidad a la situación de los colectivos más vulnerables y desfavorecidos y mostrar como la música les ayuda a romper su “rutina circular”, dándoles la posibilidad de hacer algo diferente: escuchar, bailar y hablar de ello durante varios días”, señalan desde la agencia.

El covid-19 no les ha parado. Su programa sigue, eso sí, con las medidas de seguridad necesarias y unas mamparas para que quienes cantan. Y aunque la fecha no está cerrada, el Centro de Día Luz Casanova les espera tras el verano.

Scroll Up