La paridad en las Fundaciones

Muchas de las personas que formamos parte del voluntariado en diversas fundaciones constatamos que el número de mujeres suele ser superior al de los hombres; sin embargo, en ocasiones, a pesar de encontrarse los hombres en minoría, a la hora de ocupar puestos de responsabilidad gestora o ejecutiva son ellos los que se encuentran en primera línea. En el sector de las fundaciones en tareas de voluntariado colaboran unas 130.000 personas, la mayoría son mujeres: el 64%.

Esta es una de las realidades que nos ofrece la encuesta realizada por la Asociación Española de Fundaciones (AEF) sobre las mujeres y el sector de las fundaciones. Algunos resultados fueron presentados al calor del Día Internacional de la Mujer.

La encuesta es parte de un informe que se dará a conocer a finales de este año en el que se analiza el papel de las mujeres en el ámbito de las fundaciones. En él se tratan, entre otros, temas tales como la paridad en los órganos de representación y gobierno, el empleo y los recursos humanos, la comunicación y la representación institucional. Este trabajo es fiel reflejo de la voluntad de la AEF de avanzar hacia la paridad entre hombres y mujeres. De hecho, en la asociación están trabajando en el diseño de su propio plan de igualdad que sirva como referente para el sector.

En la presentación de la citada encuesta, las intervinientes, entre ellas, Pilar García-Ceballos Zúñiga, presidenta de AEF, destacaron los siguientes datos:

  • Personas miembros de patronatos: 34,7% mujeres y 65,3% hombres
  • Presidencias de patronatos: 35,2% mujeres y 64,8% hombres
  • Vicepresidencias: 29,6% mujeres y 70,4% hombres
  • Secretarías de patronato: 43,3% mujeres y 56,7% hombres

En la presentación de la encuesta no sólo se dieron a conocer datos referidos a la paridad en el sector de las fundaciones, sino también se pusieron sobre la mesa algunas conclusiones de las cuales destacamos las siguientes:

  • la necesidad de fomentar planes de igualdad en el ámbito de las fundaciones ya que sólo el 44,2% de las mismas tienen formación específica en igualdad de género
  • mayor frecuencia en la renovación de los patronatos con el objetivo de ir incorporando nuevos perfiles, lo que facilitaría la innovación en el sector fundacional
  • poner especial atención a la discriminación que todavía sufren las mujeres por razón de su etnia, discapacidad, edad o situaciones de máxima vulnerabilidad, como en el caso de las mujeres víctimas de trata, y así lo señalaron desde la Fundación Secretariado Gitano y la Fundación Reale.

En Luz Casanova somos conscientes de la necesidad de evolucionar y de adaptarnos a las distintas realidades sociales para dar las respuestas adecuadas en todo momento. La paridad en las fundaciones es un punto de partida necesario, como nos demuestran los datos de la encuesta realizada por la AEF.

Imagen de Freepik

Autoría